type='text/javascript'/>

29 febrero 2016

PROBANDO | PMD, SISTEMA DE MICRODERMOABRASIÓN PROFESIONAL.



Buenos días!
Comenzamos la semana con una reseña sobre PMD, el sistema de microdermoabrasión que he estado probando unos días, tiempo suficiente aunque recomienden usarlo durante 2 meses, para daros una opinión más que fiable al respecto.
He probado varios sistemas de limpieza y exfoliación, cepillos sónicos, cepillos manuales, cepillos, cepillos, cepillos...
Esto es totalmente diferente ya que estamos hablando de un sistema de exfoliación con discos de óxido de aluminio hipoalergénico y con succión al vacío.
Si, aunque parezca increíble todavía existen productos que nos dejan con la boca abierta, cuando ya creíamos que estaba todo inventado aparece este aparato que succiona, lo que nos quedaba por ver!


Vaya por delante que tenía muchas esperanzas puestas en este aparato, iba predispuesta a que me gustara y he hecho verdaderos esfuerzos para sacar algo bueno de él pero la realidad ha sido bastante diferente.

Comencemos por el principio:
Para poneros en contexto, este dispositivo combina los efectos de la microdrmoabrasión con la estimulación y la regeneración de la piel, o al menos, eso es lo que dicen.
Es un producto líder de ventas en EEUU, se aconseja con verdadero fervor en el programa Good Morning America e incluso le han dado algún premio al mejor producto de belleza pero sinceramente no veo la razón de serlo puesto que es un sistema bajo mi punto de vista de lo más agresivo para la piel y que aconsejaría que si se usara se hiciera con la máxima precaución puesto que te puede dejar la piel hecha un cristo.
La verdad es que me da pena tener que hablar de él de esta manera pero creo que no había llegado a mis manos nada parecido.



El aparato viene con su cargador y estos discos/cabezales giratorios exfoliantes de distinto grosor que parecen lijas, cada uno realiza una función y tienen diferentes grados de exfoliación según lo vaya tolerando la piel. Nada más tocarlos una se da cuenta que eso no puede ser nada bueno.
Hay que empezar usando el disco blanco que es el de "prácticas" en una zona de la piel que no sea el rostro, por lo que pueda pasar, si todo va bien se continua con el azul y así progresivamente, según veas que tu piel va tolerando los discos.
Hay que aplicarlo con la piel bien seca y en movimientos ascendentes sin presionar.
El aparato se puede usar máximo una vez por semana durante 2 meses, descansar y luego usarlo como mantenimiento.
Los discos hay que cambiarlos cada 2/3 usos.


Hasta aquí todo normal, incluso alguna seguro que piensa que es un sistema espectacular que va a dejar la pie como la de un bebé pero por mi experiencia y por otras personas a las que he consultado que también lo han probado, todas coincidimos en lo mismo y es en lo agresivo que es para la piel y las reacciones que provoca.
En mi caso lo probé primero en el cuello (como aconsejan) y me dejó la piel completamente enrojecida, pensé que era algo que entraba dentro de lo normal pero pasaba el tiempo y aquello no bajaba, la piel se notaba super sensible y enrojecida por lo que dejé pasar varios días y volví a probarlo en el dorso de la mano y en el brazo con las mismas consecuencias.
Aun así probé el disco azul en una parte del rostro, concretamente en una lado de la frente y en la nariz.

Resultado?
Piel enrojecida, sensible y arañada. Tan arañada que se podía ver el arañazo perfectamente. Ya no me podía imaginar que podía pasar si lo usaba en las mejillas!
Además, cuando dice que el aparato succiona, es que succiona de verdad, es decir, levanta la piel y como que la retuerce, como si te dieran pellizcos, aun con la piel tensa, que es lo que recomiendan, vamos, un sistema nada agradable.


Conclusión:
Siendo esta una opinión absolutamente personal y que no a todo el mundo le tiene porque pasar lo mismo es un sistema que si me preguntaran lo desaconsejaría, ya dejando a un lado los 180€ que vale, es que es verdaderamente incómodo de usar, bastante abrasivo y los resultados distan mucho de ser los de una piel luminosa, suave y tersa que es lo que esperaba de él.
Quizás, por querer sacarle algo bueno y ya que lo tenía lo usé en las zonas mas rugosas del cuerpo (que también se puede usar) como los talones y ciertamente los dejó suaves como la seda asi que no hay mal que por bien no venga.

¿Alguna lo ha probado?

2 comentarios :

  1. Pues gracias por la información. Asi no gastamos el dinero en balde. Besos

    ResponderEliminar
  2. Uff !!! creoq eu es mejor acudir a un centro, que hacértelo tu mismo....
    Besitos

    ResponderEliminar

Y tú, qué piensas?