08 febrero 2016

PROBANDO | OILS OF LIFE DE THE BODY SHOP.

Buenos días!
Comenzamos la semana con una gama de productos que salió hace relativamente poco tiempo y de la cual he podido probar 2 de ellos.
Definiría Oils of life como el spa en casa, es una gama de productos para el cuidado facial muy sensorial, hecha con 3 poderosos aceites de semillas que juntos ofrecen una revitalización inmediata, luminosidad, hidratación y jugosidad.
Cada vez estoy mas por la labor de usar productos que "me digan algo", me entendéis?
Que me entren por los ojos, que me seduzcan las texturas, que me interese su historia, como han visto la luz...


Los 3 aceites que llevan son:
Aceite de comino negro de Egipto, aceite de Camelia de China y el aceite de Rosa Mosqueta de Chile.
El packaging es increíblemente bonito, se ve elegante y misterioso con esos tonos en ámbar dorado y madera.
La colección consta de 3 productos más un artilugio para masajear el rostro que ha pasado a ser imprescindible en mi rutina.

Intensely revitalising gel cream.



Es una crema gel que como veis por su textura, mas bien parece un sorbete!
Es super fresca, básicamente porque su principal ingrediente es el agua, es casi como gelatina, se deshace entre los dedos y es toda una gozada aplicarla aunque creo que todavía seria mas gozada usarla en verano para refrescar la piel a diario.
Es perfecta para las pieles mixtas e incluso grasas porque se funde al segundo con la piel sin dejar rastro.
Lleva, como toda la gama, los 3 aceites de semillas y eso hace que no sea una simple crema con textura gel si no algo mas bien de tratamiento, los aceites se hacen notar porque tiene una aroma muy peculiar y porque deja la piel como con un halo de luminosidad muy bonito.

Masajeador facial.


Pues como su nombre indica, es un masajeador con 2 bolas de acero inoxidable que estimula y mejora la circulación sanguínea del rostro, cuello y escote.
Hace que los productos penetren mejor y la verdad es que muchas veces pasamos por alto la manera en que nos aplicamos las cremas, no es lo mismo ponerte 2 pegotes, extenderla y listo que cojer esos 2 pegotes, calentarlos un poquito en la mano, aplicarlos con mimo, trabajando la piel...
Para eso este accesorio es ideal porque con solo 2 o 3 pasadas notas como la piel lo agradece, sobre todo la del cuello, que muchas veces es como si no existiera y con el paso de los años es el peor de los chivatos.
Su tamaño es mas bien pequeño lo que lo hace manejable y se puede llevar de viaje pero las bolas son algo pesadas y hay que tener cuidado de no ejercer demasiada presión porque puede pellizcar y no ser tan placentero como se supone.

Lo bueno que tiene es que como estos productos están basados en aceites, el masajeador se desliza fácilmente y si tienes un ratito por la noche veras los resultados por la mañana.

¿Os ha gustado esta línea?


3 comentarios :

  1. Se ven ideales los productos, muchas gracias guapa.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado y además tiene los envases muy bonitos

    ResponderEliminar

Y tú, qué piensas?