type='text/javascript'/>

23 marzo 2010

COSMÉTICA BIOÉTHIQUE.


Recientemente he recibido información acerca de esta linea de cuidado facial llamada "Bioethique" y quería compartirla con vosotras.
Es una de esas marcas que enseguida llaman la atención, su packaging sobrio y elegante y sobre todo por la calidad de sus productos, que al fin y al cabo es lo que importa, no?
Posee el prestigioso certificado de "Nature et Progrès", una asociación francesa profesional que agrupa a consumidores y fabricantes de cosmética. Tienen unos standares muy estrictos y sólo conceden este certificado a los productos que sean 100% orgánicos de origen.

Así, aseguran que no se han usado químicos sintéticos para fabricar los productos.
Por contrapartida, estos productos, al ser frescos, tienen una vida mas corta. En principio su duración es de 18 meses, 6 después de abiertos.
El packaging está hecho con materiales totalmente reciclables, aluminio y cristal opaco para preservar sus propiedades intactas.
La linea es bastante amplia, desde tratamiento facial, corporal, productos capilares y de masaje.
Esto que os enseño aquí són muestras del sérum, crema de dia/noche y contorno de ojos.


Lo que si que he probado en profundidad ha sido la mascarilla hidratante, que es buenísima.
La verdad es que siempre intento, aunque no siempre lo consigo, usar productos lo más naturales posibles, aunque nunca he sido fan del característico olor que desprenden. Supongo que es algo a lo que tendré que acostumbrarme..
Esta mascarilla aporta muchisima agua a la piel, la restaura y la calma. Contiene aceites de girasol y cártamo, aceites esenciales de geranio y lavanda y extractos de melisa.
Es una crema blanca ligera que se puede utilizar incluso alrededor de los ojos. Contiene 100ml, mucha más cantidad que la mayoría de las mascarillas.
Yo la estoy utilizando una o dos veces a la semana y noto la piel muy, muy suave y más esponjosa.


Podeis conocer esta marca visitando su web, Bioethique, así como comprar sus productos a través de su tienda online.

2 comentarios :

Y tú, qué piensas?